SANT HONORAT, CUNA DE LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD

Sant Honorat es un lugar especialmente entrañable para nosotros los cursillistas y ello explica los lazos que nos unen a este lugar sagrado.

El 20 de agosto de 1944 y en un chalet de Cala Figuera de Santanyí tuvo lugar el primer Cursillo. En siguientes años; 1946, 1947 y 1948 se dieron cuatro Cursillos más. En todos ellos estaba su fundador Eduardo Bonnín Aguiló y en todos asistió de rector, excepción hecha del cuarto cuyo rector fue José Ferragut.

El 7 de enero de 1949, en Sant Honorat, se celebró el primer Cursillo numerado (Cursillo nº 1) de una serie que sigue actualmente y al que se le dio oficialidad por la Iglesia Diocesana de Mallorca. En este Cursillo el director espiritual fue D. Guillermo Payeras y el rector Eduardo Bonnín.

A partir de este momento, en muy pocos años y no sin esfuerzos y problemas se aceleró el proceso: se celebraban Cursillos mensualmente, a veces más, hasta que se vio que la masificación suponía muchas inconveniencias. Vinieron cursillistas de la península y viajaron a la península dirigentes de Mallorca. Los Cursillos para mujeres saltaron a Colombia y así de forma exponencial siguieron siendo impulsados como sólo pueden hacerlo la gracia de Dios y el hálito del Espíritu.

En la actualidad los Cursillos se imparten en diócesis de los cinco continentes coordinadas por los Secretariados Nacionales, Grupos Internacionales y por la Organización Mundial de Cursillos de Cristiandad, esta con sede itinerante cada cuatro años, renovándose al mismo tiempo sus dirigentes.

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad hoy sigue procurando, mediante sus tres tiempos, ser fiel a su primigenio espíritu y objetivo: que cada cristiano intente serlo en su ambiente de familia, trabajo o diversión, aspirando a que todas las personas sepan que Dios les ama.

No es extraño que cursillistas de los 5 continentes suban a Sant Honorat para visitar la cuna donde nació el movimiento.

 

Loren Marian (Pdte. Secretariado MCC)

Tornar...